El vestido de novia convertible

El vestido de novia convertible

Traje de novia convertible
Sigues elegante, pero más cómoda

Hoy, en nuestro blog te presentamos una opción que cuenta cada día con más seguidoras entre las novias actuales, y es el “Segundo Vestido de Novia”. No se trata de casarte de nuevo, ni de irte de tu fiesta, ni nada que interrumpa el baile. Al contrario, se trata de aprovechar al máximo y disfrutar a tope con tus invitados todo el tiempo que dure tu celebración.

Muchas veces ocurre que el vestido tradicional te impide moverte con libertad y sobre todo marcarte esos pasos que tanto te gustan, o bien poner en escena esa coreografía con la que quieres sorprender a tus invitados y que tú y tu pareja habéis preparado con tanto esfuerzo y cariño. Basta con imaginarse una “forofa” de la salsa presa en su vestido de novia, eso sin duda hay que arreglarlo.

La mejor opción para ello y para sentirte como una reina, que es tu puesto indiscutible ese día, es con contar con un traje de novia convertible o un segundo vestido. Primero luces el tradicional, el que con tanto esmero has buscado y te enamoró en cuanto lo viste, lo llevas durante toda la parte ceremonial, incluso el cocktail y la comida, y luego te cambias por otro en la misma línea, pero más cómodo y corto. Sugerimos que siga el mismo diseño, para que sigas marcando la diferencia con el resto de invitadas, ya que TÚ eres la NOVIA, por ello el vestuario debería conservar su esencia.

Vestido de novia convertible
Vestido de novia convertible

Tendrá detalles propios del original, pero sin cola, sin grandes volantes, sin velo, por supuesto, y con la falda más corta para que tengas total libertad de movimientos y dejes espacio a tus invitados para bailar ellos también.

Por esta razón las principales firmas tienen en sus últimas colecciones un apartado dedicado a ellos, y nos presentan unos maravillosos modelos para que sigas sintiéndote la reina de la noche. Puedes ver algunos ejemplos en este enlace.

Otra opción, fácil de poner en marcha y económica, es un vestido convertible, que tenga una doble utilidad; primero lo llevas completo en los momentos más solemnes y luego, se quita una parte del mismo, normalmente es la falda o cola.  Esta temporada hay unos modelos súper románticos con una marcada estética vintage, y otra línea  con tonalidades doradas y complementos como cinturones, aplicaciones, lentejuelas, bordados, cordones… en la misma gama.

Tienes mucho y muy bonito donde elegir, así que… ¡Nos vemos en el baile!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×
Hola ¿Te podemos ayudar? Si son entre las 10 de la mañana y las 8 de la tarde te respondemos por esta vía (en días laborables).